Técnicas de relajación para niños con TDAH

Técnicas de relajación para niños con TDAH

Técnicas de relajación para niños con TDAH

  • Blog
  • 2020-06-30


Si sos padre o pariente de niño con TDAH, médico o docente, te vendrá muy bien aprender estas Técnicas de relajación especialmente pensadas para niños con TDAH.

Las técnicas de relajación suelen servir para minimizar la inquietud que pueden atravesar los niños que tienen este problema.

Es importante enseñarles buenos hábitos y prácticas que fomenten la atención y capacidad de relajación para evitar movimientos o reacciones impulsivas.

Técnicas de relajación pensadas en ayudar a niños con trastorno del déficit de atención con hiperactividad:

  • Haz que el niño arme rompecabezas: En todas las casas suele haber rompecabezas, y es una actividad que los motiva mucho a concentrarse en algo lo que hace que puedan disminuir sus revoluciones.
  • Ofrécele un juego para enhebrar: Al igual que los rompecabezas, enhebrar hace que el cerebro se concentre en una actividad que los motiva. Existen juegos de enhebrar para todas las edades. Pero si no cuentas con uno, prueba pasando los cordones en tus zapatillas. Puedes pedirle que se ingenie alguna nueva forma de pasar los cordones que sea novedosa.
  • Pinten juntos sin dejar espacios en blanco: A menudo los niños con TDAH tienen problemas para relacionarse con otras personas. Ya sea por su impulsividad y poca paciencia o porque prefieren no compartir sus objetos o actividades que se encuentran realizando. Ofrecerle al niño con TDAH de colorear juntos sin dejar espacios puede ser una actividad compartida en la que el niño conjuntamente con el adulto se complementan y trabajan en equipo.
  • Remarca laberintos: Los laberintos pueden ser complicados de seguir. Más aún cuando el niño se siente alterado. Puedes ofrecerle realizar alguna actividad de respiración primero u alguna otra técnica de relajación que incluya el cuerpo para relajar un poco y luego proceder a jugar con el laberinto. En los laberintos no se puede salir de los bordes, lo que suele resultarles muy difícil. Para no frustrar al niño es importante que los espacios del laberinto sean considerables y así lo podrá lograr.

También existen otras técnicas de relajación que no son basadas en lo cognitivo sino que involucran meramente el cuerpo y la respiración son las siguientes:

  • Juego que soy un globo: Esta es una de las técnicas de relajación más simples y cortitas. Para lograr la relajación sentarse en el suelo en canastita, estirarse hacia arriba con los brazos y relatar lo siguiente: Imaginamos que tomamos un globo del cielo. Pero de pronto, mi cuerpo es el globo que acabo de agarrar y me siento grande y liviano, floto de un lado al otro, respiro profundo y exhalo. ( Repetir cuantas veces sea necesario)
  • Hacer yoga: la práctica del yoga es muy beneficioso para niños con TDAH, se trata de una de las técnicas de relajación por excelencia. Para hacerlo un poco más divertido podemos también contar una historia como la del globo. O inventar una para que el niño mientras que se ve envuelto en la historia realice la actividad física y se beneficie de la práctica de estas técnicas de relajación