Deporte inclusivo para niños

Deporte inclusivo para niños

Deporte inclusivo para niños

  • Blog
  • 2020-03-31

Es muy importante que existan programas que impulsen el deporte inclusivo para poder cambiar la actitud en general de la sociedad. 

Al tomar conciencia sobre este tema, y fomentar el deporte inclusivo en las escuelas y clubes por ejemplo, los niños perciben la inclusión de las personas con alguna discapacidad y lo asimilan como lo común ylo que está bien.

Y por supuesto que esto está bien, pero hasta hace un tiempo se separaba mucho a quien no tenía los atributos deportivos esperados, y más allá de discapacidad hablamos de capacidad.

El objetivo dentro del deporte inclusivo es enseñar las reglas del juego, compartir y la mejor parte, disfrutar y pasarlo bien. Que los niños aprendan a solidarizarse e integrar a todo el mundo por igual, hace que sus valores se fortalezcan y que están educados desde el cariño.

El deporte inclusivo busca acentuar las capacidades específicas de cada niño.


Y no ver la discapacidad como una barrera o impedimento del niño al momento de practicar algún deporte.

Al instalar el deporte inclusivo en colegios y clubes, hace que todos los niños puedan tener derecho a la actividad física en el colegio o deporte de club. Es necesario en algunos casos algún tipo de modificación o incorporación de nuevos materiales, pero siempre se puede adaptar lo que ya existe y trabajar con lo que hay.

El deporte inclusivo permite que los niños con alguna discapacidad tengan acceso al deporte y como consecuencia podrán mejorar la condición física y su salud. Al mismo tiempo mejora la calidad de vida de estos niños y se los integra socialmente con el deporte, un niño integrado, comprendido y activo físicamente es un niño feliz.  

Somos conscientes que en algunos casos la práctica de cierto deporte tendrá que ser modificada o adaptada y de eso se trata el deporte inclusivo. Que las metas sean posibles para todos por igual. Al modificar ciertas reglas o acciones del deporte para lograr que sea inclusivo, se brindarán oportunidades igualitarias a todos los participantes. Será un juego equitativo y se pueden trabajar también valores como la solidaridad y empatía. Trabajando de manera transversal distintas disciplinas del deporte conjuntamente con la ética.

Además, es importante tener en cuenta el grado de discapacidad y el tipo para saber qué estilos de actividades proponer. El fin de estar informados sobre este tema hace que un niño no se frustre con la actividad, sino que podamos elegir algo que pueda estar a su alcance.  

Por ejemplo, niños con disminución visual suelen practicar deportes como natación, atletismo, ciclismo, entre otros.

Un niño incluído en la oferta deportiva es un niño integrado, normalizado, al que se le fomenta su capacidad de relacionarse con sus pares y socializarse, el niño aprenderá a desarrollar el trabajo en equipo y colaborativo.

Todos somos parte de la sociedad y podemos hacer el cambio nosotros mismos. Enseñando la inclusión a los niños, formamos una sociedad igualitaria para el futuro. En la que no haya diferencias y todos tengan las posibilidades.